viernes, 8 de abril de 2011

¿HABRÍA GANADO ESPAÑA EL MUNDIAL DE FUTBOL SIN “SEGREGACIÓN” NI “DISCRIMINACIÓN”?

Nunca he oído que alguien dude sobre la necesidad de que haya equipos de fútbol de primera división, segunda etc.
Parecería absurdo pensar que para ofrecer igualdad de oportunidades a todos los futbolistas hubiera que mezclar en los equipos mejores, regulares y peores jugadores, incluso incluir discapacitados para favorecer así la integración.
Disparatado parecería pretender que los jugadores que despuntaran tuvieran que “ralentizar su juego” para llevar el ritmo del resto.
Asimismo seria una locura pensar que cualquiera pudiera inscribirse en el equipo (siempre que esté empadronado en la localidad) donde sería incluido por edad, supiera o no dar una patada al balón.
Es más, sería obligatorio jugar hasta una determinada edad aunque no se tuviera ni el más mínimo interés y se estorbara en el medio campo.
Segregación sería la “Masía del Barça” o la “Cantera del Real Madrid” por poner dos ejemplos.
Ardua y complicada labor la de configurar una selección de jugadores donde todos tuvieran el mismo derecho a participar…
Creo que con este sistema habría sido imposible que “hubiéramos ganado el mundial”, ni siquiera habríamos ganado un solo partido de clasificación para la fase final.
Pues eso es exactamente lo que se está haciendo con la “riqueza intelectual de España” bajo el marco del sistema educativo vigente.
Tras la propuesta de la Comunidad de Madrid de crear un centro donde se imparta un bachillerato para los alumnos excelentes, se responde desde diversos ámbitos hablando de discriminación o segregación, todo ello porque se les quiera facilitar a los jóvenes con gran motivación para el estudio un entorno y unos recursos educativos en los que poder desarrollar adecuadamente sus capacidades, las cuales al fin y al cabo en un futuro redundaran en beneficio para toda nuestra sociedad.

África Martínez Amezcua

1 comentario :

  1. Hola Africa.
    ¿Tú eras en los años ochenta la joven que pasó algunos veranos en Guadix, porqué tenías una prima allí?
    Fuimos entonces amigos e incluso intercambiamos algunas cartas cuando cada uno volvía a su tierra.
    Mi nombre es Manuel Torcuato Fernández Mesas, de Madrid.
    Enhorabuena por hijos tan guapos y tan listos. También tengo una niña, pero es todavía pequeñita, aunque ya se la ve "espabilá". Por cierto, vaya pianistas.
    Vivo en Madrid, si necesitas algún trámite sobre niños superdotados aquí pues me lo dices.
    Un abrazo, Manuel.

    ResponderEliminar