miércoles, 28 de septiembre de 2011

DESDE EL POSITIVISMO, PODEMOS

Una sensación catastrofista flota en el ambiente, estamos siendo bombardeados desde muchos puntos con informaciones “negro tiznao”,
sobre si aún no hemos tocado fondo, doble recesión, hundimiento económico, fracaso capitalista, bajada sobre bajada de sueldos, despidos incontrolados, privatización inexorable de empresas públicas etc. etc.

Incluso los documentales de la tele parecen haberse sumado a esta tendencia, quizás solo sea casualidad pero he visto en los últimos 2 días 3 documentales sobre meteoritos destruyendo la Tierra, muy reconfortantes…

Un punto de estrés nos produce un estado de alerta beneficioso para adaptarnos a la situación, pero un estrés excesivo produce fracaso de los sistemas adaptativos, genera un pánico que solo nos puede conducir al caos y al descontrol.

Estoy segura de que muchas de las informaciones estarán debidamente contrastadas, pero me da la impresión que hay numerosas personas opinando sin saber muy bien de qué opinan, hablar por hablar, decir por decir y no callar por no callar.

Todo ello me recuerda al juego de los disparates en que uno empieza diciendo “estás muy guapo” y el último entiende “pareces un sapo”.

Que no digo yo que la situación esté bonita, lo que haya de ocurrir irá ocurriendo, todos podremos aportar nuestro granito de arena creo que mejor desde el orden y el positivismo en la medida que se pueda, con poco será más fructífero que el catastrofismo sin control.



África Martínez Amezcua


No hay comentarios:

Publicar un comentario