martes, 20 de septiembre de 2011

LAS HORMIGAS TAMBIÉN CUENTAN

Soy personal estatutario, lo cual por lo que se ve es igual de bueno o de malo que ser funcionario, depende como se mire.

Sin necesitar ser un genio de las matemáticas, tras realizar unas sencillas operaciones, he observado que del 2009 al 2011 mi bajada de sueldo real es de un 18.8%, cifra bastante alejada del 5-10% que se anunció en su momento.

Supuestamente se iba a recortar máximo un 10% a quien más dinero cobrara, trabajo como enfermera en el SESCAM, desde luego yo no gano más que el que más gana, a razón de lo anunciado por el gobierno debería haber sufrido un recorte del 7-8% a lo sumo.

Bien es verdad que de la nómina base solo han recortado el 3.5%, pero si tenemos en cuenta que las dos pagas extra se han reducido en un 47.5%, la productividad un 100% y he realizado un 57% menos de horas de actividad extraordinaria, las cuales se cobran un 5% más baratas, a mí me sale como resultado el 18.8% menos de lo que cobraba en los últimos años.

Mi marido es funcionario, luego también cobra menos.

Por otro lado, la vida ha subido bastante en algunos aspectos, por ejemplo ludoteca (donde tenemos que dejar a los niños por la mañana antes de ir a trabajar) de 15€/mes/niño sube un 100% a 30€/mes/niño, clases de música en la Universidad Popular (vivimos en un pueblo, no hay conservatorio) de 23€/mes/niño sube un 50% a 35€/mes/niño, escuelas deportivas del Ayuntamiento de 50€/año/niño sube un 40% a 70€/año/niño etc.

A esto añadir que los precios de los productos básicos han subido como siempre, es más, ahora tenemos que pagar hasta las bolsas de la compra.

Se ve claramente que entre tanto % de bajada por un lado y todos los % de subida por otro nuestro poder adquisitivo ha bajado bastante más de un 5-10%.

He estudiado toda la vida (no voy a decir que como una esclava porque he disfrutado haciéndolo), cuando estudiaba enfermería nadie me envidiaba por hacer prácticas por la mañana, ir a clase por la tarde y estudiar por la noche o los fines de semana, aprobé la primera oposición del entonces INSALUD hace 13 años, tampoco me envidió nadie todo el año que la estuve preparando, después de terminar enfermería saqué una licenciatura mientras trabajaba y criaba a mis hijos, siempre he sido lo que ahora se llama “ahorradora” u “hormiguita”.

Llevo trabajando a estas alturas 21 años, según esto a los 65 habré cotizado 45 años, digo yo que podré jubilarme antes de los 80...

A día de hoy tengo bastante atragantada la fábula de la cigarra y la hormiga, creo que es obvio el por qué, es de todos conocido que las “hormigas” son capaces de levantar un peso enorme (en concreto 50 veces su propio peso), sería bastante más liviano no tener que cargar con tanto.

Tengo claro que hay numerosas personas en mucha peor situación que nosotros, tenemos trabajo y vivimos en la parte más privilegiada (al menos económicamente) del planeta, también tengo claro que habrá que sobrellevar la situación lo mejor que se pueda.

Eso sí, al menos quiero reivindicar que las “hormigas” sabemos contar.
 

África Martínez Amezcua


No hay comentarios:

Publicar un comentario