viernes, 16 de diciembre de 2011

¿POR QUÉ ME TOCÓ LA LOTERÍA?

Una vez nos tocó el “Gordo” de la Lotería de Navidad, una módica cantidad 1.600.000 de las antiguas pesetas.
Más miembros de la familia llevaban una participación similar, fue acogido con agrado (mucho agrado), bienvenido y celebrado, la alegría nos inundó.
No nos sacó de “pobres”, ni nos sacó de nada, pero desde luego a nadie le amarga un dulce.
Eso si, ninguno nos preguntamos porque nos había tocado a nosotros, lo aceptamos sin rechistar, ya que el camino de la bola en el bombo en realidad nos importaba un rábano.
Y el caso es que pensando pensando nunca he oído a nadie preguntarse porque le ha tocado la lotería, de hecho las personas humanas en nuestra ansia infinita de conocimiento no nos preguntamos por la casuística del azar positivo, se acepta y punto, será porque nos sienta estupendamente al estómago y al espíritu.
De todos es sabido que el dinero no da la felicidad, los recortes en el sueldo o la falta de él según parece tampoco... pero mira tu por donde sobre esto ya si que nos da por preguntarnos el porque, aunque muchos no acabemos de entender las respuestas, seremos duros de mollera...
Bueno el caso es que a unos cuantos les tocará la lotería este año y podrán dejar de preguntarse, aunque solo sea durante un rato, por los porqués de esta situación, fíjate tu que alegría.
Por cierto y dicho sea de paso a mi no me importaría repetir...

África Martínez Amezcua

No hay comentarios:

Publicar un comentario