domingo, 13 de mayo de 2012

¿POR QUÉ AQUÍ NO?

El patrón de vida finlandés es elevado pese a no tener muchos recursos naturales.

El sector clave de su economía es la industria principalmente maderera, metalúrgica, ingeniería, telecomunicaciones (destaca Nokia) y productos electrónicos. Con una producción “per cápita” mayor que la del Reino Unido, Francia, Alemania e Italia.

El Estado destina alrededor de una quinta parte de su presupuesto a todo lo relacionado con la educación. Finlandia dio ese paso hace 30 años, y ahora está orgullosa de ver lo bien que funciona, no solo la educación, sino el país entero. De hecho son los primeros en excelencia educativa en el ranking europeo (informe Pisa).

Algunas de las máximas de esta sociedad son:

-        Un pueblo educado sabrá elegir a dirigentes honestos, no permite corruptos ni incompetentes.

-        Un pueblo educado sabe muy bien diferenciar un discurso serio de una prédica demagógica.

-        Un pueblo educado prospera también en condiciones adversas.

-        Un pueblo ignorante desperdicia sus recursos y se empobrece, vive de ilusiones.

En otros ámbitos son menos “brillantes”, por ejemplo la selección finlandesa de futbol es una selección "modesta" dentro del fútbol europeo. Nunca en su historia logró clasificarse para una competición internacional (será cuestión de prioridades).

España ha hecho una reforma laboral... Finlandia también ha hecho otra, ha tomado medidas para proteger mejor a sus trabajadores y a sus desempleados, según ellos mejorar las condiciones de vida de los parados, los ingresos de los trabajadores y las ayudas para la vivienda son las tres principales soluciones que permitirán ayudar a todos, hasta a los más vulnerables (igual que aquí…).

Con todo esto no puedo evitar sentir un poco del pecadillo de la envidia, deseando que nuestra sociedad fuera un poquito más “finlandesa” y me pregunto si allí han conseguido estos logros ¿por qué aquí no?.
 

África Martínez Amezcua

No hay comentarios:

Publicar un comentario