lunes, 4 de junio de 2012

PERDIÓ EL TRABAJO Y LOS TOROS TAMBIEN…

Era se una vez un municipio de Cáceres donde decidieron someter a referéndum el dilema entre gastar los dineros en festejos taurinos o puestos de trabajo municipales eventuales.

Semejante noticia a mi personalmente me llenó de esperanza ante la civilizada capacidad adaptativa de la especie humana, sobre todo ante la que nos está cayendo, para optimizar los escasos recursos existentes. Me pareció una maravillosa idea el que esto se hiciera con la complicidad del pueblo soberano.

Pero mira tu por donde que la mayoría de los participantes en semejante decisión han preferido que en sus fiestas se martiricen vaquillas o se lleven a cabo pequeños encierros, antes que crear con los 15.000 euros puestos de trabajo que con poco hubieran tenido mejor fin que ver padecer y morir a un animal bajo escarnio público.

A mi humilde entender ha perdido la creación de empleo y también los pobres toros a quien nadie les ha dado voz. 


África Martínez Amezcua

No hay comentarios:

Publicar un comentario