domingo, 30 de septiembre de 2012

HEROES Y VILLANOS

No siempre la frontera que separa un acto de heroísmo de otro de villanía está bien definida. En circunstancias extraordinarias el filo que separa una cosa de otra es muy tenue.

¿Que proceso mental puede autojustificar actos violentos?, en el caso de una guerra es “fácil” se criminaliza al enemigo, teniendo buen cuidado en no humanizarlo no hay problema, sus armas son similares a las propias, además se está “defendiendo” a la patria, la familia y las personas queridas (todo ello muy discutible pero como autojustificación a muchos les vale).

Pero en el caso de unos ciudadanos igual de oprimidos que otros, con el sueldo igual de expoliado, con los derechos igual de esquilmados, con la vida en suma igual de jodida, ¿qué les mueve a actuar así?, frente a los violentos la violencia genera violencia, pero frente a personas con cara descubierta y como armas sus propias manos o su voz… ¿que y a quién están defendiendo?, ¿quién es el enemigo?.

¿Que los diferencia del camarero convertido en héroe?, tal vez humanizar al prójimo viendo entre los que se tiene enfrente a uno mismo.

Aunque a buen seguro ninguno se reconoce a si mismo ni como héroe ni como villano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario