lunes, 24 de septiembre de 2012

LA VERDAD DE LA MENTIRA

Una vez se empieza a decir una afirmación aunque sea mentira, cuantas más veces se repita más tendencia tendrá a tomar forma de verdad.

Llegado el momento la realidad se funde con la quimera en una frontera imprecisa que favorece la intención del originador de la falacia y con ello su victoria.

Como objetivo conseguir hacer lo blanco negro de forma insidiosa y casi imperceptible, las victimas los oídos crédulos con memorias frágiles y vulnerables de corto alcance.

No hay comentarios:

Publicar un comentario