sábado, 24 de noviembre de 2012

ENTRE UN BUEY Y UNA MULA

Sueldo… vivienda… ilusiones… en algunos casos la dignidad… y ahora puestos a quitar el Papa Benedicto XVI se afana en declarar que no había ni Buey ni Mula en el portal de Belén y hasta resulta herida la Estrella guía de nuestros queridos Reyes Magos, todo ello lo relega al valor literario, mientras que otros “asuntos” no.

Yo personalmente, puestos a relegar al valor literario y siguiendo con el mundo animal, me decantaría casi más por la Serpiente que al fin y al cabo consiguió echar a Adán y Eva del Paraíso y con ello a toda la futura humanidad (vamos que si me apuras fue la culpable de la crisis…), pero claro no soy teóloga y desconozco los fundamentos teologales al respecto…

¿En que habrán incomodado  todos estos (llamémoslos así) complementos al Señor Ratzinger?, no creo que tengan porqué molestar a nadie y le dan al conjunto de nuestros belenes un aire mucho más humano y tierno.

En casa desde luego pondremos el Buey y la Mula, siguiendo la tradición, bien colocadicos a ambos lados del pesebre y la Estrella en lugar preferente luciendo su larga cola, las supernovas las dejaremos para los astrónomos y para el Santo Padre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario