martes, 23 de abril de 2013

ABISMO

Marañas obcecadas de amarguras,

que empujan insidiosas, traicioneras,

a un borde de caídas sin retorno,

a un borde taciturno, oscuras penas.

Reptando por el filo del abismo,

rondando su atracción e indiferencia,

atisbos de caminos imposibles,

atisbos de finales, desaliento.

Honda la negrura que expectante,

llama a su regazo lastimero,

llamada zalamera y susurrante,

caer o no caer, duda postrera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario