domingo, 7 de abril de 2013

CUANDO EL TECHO DE TU MUNDO TORNA NEGRO

Cuando el techo de tu mundo torna negro

todo es negro o lo ves negro,

el cielo, otrora azul, coge el tono de los cuervos.

El sol brillante no brilla, la luz intensa no alumbra,

el fuego no nos calienta y las sombras nos agobian.

Y nos molestan las risas, suenan vanas y traidoras

pareciera su presencia deslealtad, ultraje, sorna.

Las hojas verdes marchitan, siempre marchitaron solas,

pero ahora nos parece que nunca fueron hermosas.

Los caminos son caminos, recorrerlos nos agota,

pues los pies llevan un lastre y el cansancio no perdona.

Mirando al suelo rendirse, extinguiendo la esperanza

recreando los momento de dolor, tortura, infamia.

Solo estirando una mano, solo confiando en la duda

solo queriendo ver algo que no sea la noche oscura

habrá posible esperanza de ver luces entre brumas.

2 comentarios :