domingo, 20 de abril de 2014

CONTRACORRIENTE

Agota nadar contracorriente,

se me agota el ritmo y la armonía

se me agota el hálito, la fuerza

se destroza el coraje y su alegría.

Se entumecen los brazos en su avance

la carne se revela y desconfía

se nubla, se impacienta, pide tregua,

no entiende que parar es la agonía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario