martes, 5 de agosto de 2014

PÉRDIDA

Me niego a ver que he perdido tu calidez, tu sonrisa,

tus caricias, tu dulce voz y tu abrazo,

pero negar lo innegable se desploma,

se marchita la esperanza de encontrarte.

Te marchaste sutilmente por un camino callado y sin retorno,

te he seguido y en mi esfuerzo ya no he podido alcanzarte,

lloro tu ausencia, reprocho no haber sabido acercarme,

me culpo, no me perdono la impotencia insoportable.

Los recuerdos son tesoros que ganamos con el tiempo

y a la vez puñal amargo, deslucida flor eterna,

miro tu cuerpo, tus ojos, me invaden esos recuerdos,

y el dolor que me atraviesa indescriptible tormento.

Sueño con que algún día, quizá en otro mundo incierto,

pueda volver a encontrar tu calidez, tu sonrisa,

tus caricias, tu dulce voz y tu abrazo,

esperanza en el silencio, esperanza claudicada.

4 comentarios :

  1. Lindo poema!
    Quantas pessoas já sentiram igual...
    Mas descrever dessa forma
    É somente para quem tem a poesia na alma!
    Difícil aceitar que mesmo estando ao lado...
    Há muito já se foi!
    Gosto de poemas assim.
    Pois além de belos são verdadeiros e sempre atuais.

    Parabéns

    Abraço

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, me alegra que te haya gustado, saludos

      Eliminar
  2. los sentimientos a veces, crean un sino de esperanza
    unas resulta otras no,
    pero hay que intentarlo
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los suspiros son del aire y van al aire... y los sentimientos... un saludo Omar

      Eliminar