domingo, 28 de junio de 2015

METAMORFOSIS

Transformó su dulzura en exabrupto

transformó su sonrisa en mueca hiriente

transformó su caricia en inclemencia

y sus risas en hirientes saetas negras.

Su calor tornó en invierno

colores a gris oscuro

las palabras a puñales

y los ojos se fundieron en la bruma.

Tormentos tiñen su frente

ruidos llenan su garganta

sombras cubren horizontes

y hasta el aire se atribula si la alcanza.

Mas aún queda memoria

que la recuerda y extraña,

momentos que en el recuerdo

conservan las añoranzas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario